EL CELOFAN: Un gran dilema para el Cigaraficionado

EL CELOFAN: Un gran dilema para el Cigaraficionado

EL CELOFAN: Un gran dilema

Uno de los mejores aspectos de disfrutar de cigarros premium es la experiencia única y personal. No creería la cantidad de toma de decisiones que tiene lugar cuando un individuo elige cómo disfrutar de sus cigarros. No solo estoy hablando de sus rituales previos al encendido o el hábito de fumar, sino de los muchos factores que deben decidirse antes de que los cigarros se disfruten en caliente.

Cada entusiasta primero debe seleccionar cigarros para comprar y disfrutar (marca,tamaños, capa etc), luego también tendrá que decidir cómo guardarlos una vez en casa. El almacenamiento de alta o baja humedad, el envejecimiento a corto o largo plazo, el control adecuado de la temperatura, la rotación de existencias y muchos otros conceptos relacionados con el cuidado de cigarros son objeto de acalorados debates en la comunidad de puros. Las únicas verdades que existen en torno a estas diversas filosofías son que no hay verdades, solo preferencias personales, ¡y eso es lo que hace que ser un entusiasta de los puros sea tan emocionante!

Una de las preguntas más controvertidas sobre el almacenamiento sigue en pie hoy en día: el gran debate sobre el celofán, una pregunta que escuchamos casi a diario. ¿Debo mantener el celofán o quitarlo de mis cigarros?

Los cigarros han existido por más de 500 años. Con respecto a este marco de tiempo, envolver puros en celofán antes de enviarlo desde las instalaciones de producción sigue siendo un concepto bastante nuevo que Newman Family desarrolló en la primera mitad del siglo XX.

El advenimiento del celofán evitó daños durante el envío y también conserva la frescura. Eliminar o no eliminar el celofán de sus cigarros antes de ponerlos en su humidor sigue siendo una decisión personal, pero existen ventajas y desventajas para cada uno. Al decidir qué ruta es la adecuada para usted, considere lo siguiente:

¿Qué tan importante es el envejecimiento para usted?

Es cierto que el celofán ralentiza el proceso natural de envejecimiento de un cigarro. Mientras que el celofán respira, inhibe el proceso de maduración. Si prefiere guardar sus cigarros durante períodos de tiempo prolongados para lograr ciertas características de sabor y construcción, los cambios ocurrirán mucho más rápido sin celofán. Por el contrario, si disfrutará de sus cigarros dentro de unos meses de la compra de manera rutinaria, mantenerlos en celofán o no tendrá un impacto pequeño o nulo en el sabor o el rendimiento de su cigarro, por lo que también puede mantenerlo sin celofán.

¿Con qué frecuencia maneja sus cigarros?

Si eres de los que te encanta revisar tu colección a menudo. Esto implica el control ocular, pero también revisar las unidades y pasar sus manos sobre ellos. El manejo excesivo de sus cigarros puede tener un efecto adverso en sus hojas de capa; incluso los aceites de tu piel pueden cambiar el sabor o causar problemas de quemaduras, lo creas o no. Si te gusta manejar y revisar  tus cigarros regularmente, mantén el celofán. Esto asegurará que el sabor y la construcción del cigarro permanezcan en perfectas condiciones.

¿Tomas tus cigarros sobre la marcha?

A menos que solo disfrute de cigarros cerca de su humidificador o en su hogar, muy a menudo puede sacar un ejemplar  del humidificador y colocarla en una funda de viaje o una bolsa deslizante, especialmente si planea llevarla a su destino elegido. Los cigarros no envueltos en celofán, particularmente cigarros envejecidos, son mucho más susceptibles a daños. Si eres el tipo de cigaraficionado que constantemente mantiene un cigarro cerca; ya sea en el bolsillo de la camisa, el auto, el maletín, lo que sea. Dejar el celofán te salvará de la frustración.

En nuestra opinión, el celofán es una cuestión de necesidad. A menos que tenga una buena razón para quitar el celofán de sus cigarros, procure dejarlo, ya que  agrega un nivel de protección.  Otra recomendación es que  siempre tienes la opción de guardar el celofán después de quitarlo y almacenarlo cerca de la caja. Una vez que los preciados cigarros envejecen a su gusto, vuelva  a poner el celofán para retrasar el proceso de envejecimiento en un intento de congelarlos en su nivel óptimo de maduración preferido. Si el celofán retrasa el envejecimiento, ¿por qué no utilizarlo como una herramienta para nutrir sus cigarros? No importa lo que elija, no hay una respuesta correcta o incorrecta. Es su decisión y siempre que esté satisfecho con su decisión, eso es todo lo que importa.

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *